Hacer largas pausas disminuye la productividad

Cuando tienes mucho trabajo que hacer, tomar descansos cortos es una necesidad para recuperar las energías, ya que te ayuda a despejar la mente, a mejorar tu enfoque y a darle a tu cerebro un descanso sano y aceptable. Pero en cambio, si tus descansos son demasiado largos y no te ayudan a recuperar tu capacidad para enfocar tu atención, te sientes más perezoso… Entonces es posible que te sientas tentado/a a relajarte demasiado y a trabajar más al día siguiente… Pero esto es incorrecto, porque se llama pereza.



Trabaja duro y sin pausas largas.


Puedes tomar en cuenta la regla de los tres segundos, cuando tengas demasiado trabajo lo primero es priorizar, inmediatamente después debes hacer lo que está en esa lista en los próximos 3 segundos, de lo contrario terminarás por no hacerlo.


También debemos eliminar distractores, tales como lo que esté fuera de contexto, ejemplo si estás enfocado en la computadora, elimina el celular y ventanas, si tu trabajo es en el celular elimina audífonos, ruidos o pasajes profundos.


Relájate, toma un papel, lápiz y haz una lista de prioridades para que tu negocio, te empresa u oficina esté mejores. ¡Recuerda, lo que te hace ser diferente a los demás son los tamaños que tienes para emprender!






#emprender #trabajo #pausas #energía

Lo más reciente