¿Preparados para los días de lluvia?

En ocasiones es complicado mantener a los niños ocupados en esos momentos en los que nos podemos salir a la calle. Sin embargo, con las manualidades y juegos para días de lluvia que te contaré podrás tener una entretenida tarde en familia sin salir de casa. GOLF CASERO.

El golf también puede ser un deporte de interior. Si aún no lo crees solo tienes que ponerte manos a la obra y crear tu propio campo casero. Materiales: botes de metal, vidrio o plástico por cuya boca quepa una bola de plástico bola de plástico cajas cinta adhesiva tijeras un tubo de cartón largo palitos de helado rotuladores cartulina de colores Pasos: Limpia bien los botes con cuidado de no dejar ningun filo en el caso de las latas. Corta triángulos sobre los que escribir los diferentes números de los hoyos de tu campo de golf casero. Pega los triángulos de cartulina a los palitos de helado con un poco de cinta y, del mismo modo, fija a las latas por la parte trasera. Con las cajas haz túneles y pequeñas montañas por los que tendrá que pasar la bola. El tubo de cartón servirá como sujección de nuestro palo de golf. Añade la base para golpear con cartón recortado de una caja y pega con más cinta. Solo queda poner una bola de plástico en la salida y disfrutar del golf en casa. TOBOGÁN DE CÁNICAS.

Una simple caja de cereales y unas canicas pueden servir para hacer este tobogán por el que bajarán todas las bolas tan rápido como los niños quieran. Materiales: 1 caja de cereales tijeras pegamento canicas Pasos: Corta la parte frontal de la caja de cereales. Haz tres tiras de cartón del mismo ancho. Dobla los extremos de las tiras para que quepan dentro de la caja. Dibuja en cada una de las tiras un cuadrado lo suficientemente grande para que quepan las canicas y recorta. Pega las tiras con pendiente dentro de la caja de tal modo que los agujeros queden en lados opuestos cada vez. Una vez seco ya tienes tu tobogán listo para jugar. Haz un cubo con divertidas pruebas para que los niños se entretengan. Materiales: un cubo grande de goma o material blando cartulina blanca rotuladores pegamento tijeras Pasos: Corta 6 cuadrados de las dimensiones de cada de las caras del cubo de cartulina blanca. Con los rotuladores dibuja y escribe las pruebas a superar: cantar una canción con una sola letra, saltar 5 veces con un pie por toda la casa, dar la vuelta a la mesa caminando como un cangrejo… Pega cada una de las pruebas en las caras del cubo. Cada jugador tendrá que pasar las pruebas que marque el cubo que se elegirán al azar tirándolo al aire. Ganará el primero que complete todas ellas. Con estas ideas ya no tendrás ganas de salir a la calle para entretener a los niños.

#niños #verano #lluvia #juegos #DIY

Lo más reciente