Así nací como lector

Las baldosas frías hacen perfecto juego con las bancas metálicas que llenan de extremo a extremo la sala de espera del hospital, en donde se puede ver de igual forma a personas que se resguardan del frio envueltas en cobijas, mujeres que dan pecho a sus bebés y niños que corren desenfrenados por el lugar mientras sus madres bordan o tejen.

Pero en una banca en el fondo, la más lejana, estoy yo escuchando atentamente a mi madre, que me lee en voz alta el libro de "Cuentos clásicos para niños". De esa forma acudo a través de la cálida voz materna y con algo de imaginación, al solitario bosque donde Caperucita encuentra al lobo feroz, o visualizo el espejo mágico en la pared del castillo de Blancanieves, donde la reina muere de celos por no ser la más bella, también puedo ver la zapatilla olvidada de Cenicienta, las migajas de pan tiradas por Hansel y Gretel, la casa hecha de caramelos, o al hombre de hojalata deseando un corazón y muchas cosas más. Quien diría que años después ese ímpetu sigue vivo, esa imaginación que fue cariñosamente sembrada en mí de pequeño, sigue alimentando la curiosidad de leer y crear mundos alternosen mi cabeza, en donde acudo, como cuando era niño, a lugares insospechados. Da lo mismo si voy a Macondo con García Márquez, a librar batallas con Don Quijote o a un dibujar un cordero con el principito. Lo importante es que leer sigue siendo mi pasión, quizá porque muy en el fondo, esa tierna voz de la infancia sigue alentando mi camino.



#lectura #libros #cuentos

Lo más reciente
Sigue mis historias
  • Majo en YouTube
  • Majo en Facebook
  • Majo en Instagram
  • Majo en Twitter
  • Majo en Snapchat
Categorías