LLAMARNOS HOMBRES

Esta semana, en PATA DE PERRO, queremos hacer una reflexión antes de presentarles el siguiente video, contarles que durante nuestros recorridos por la Ciudad de México hemos conocido muchas personas que tras cada edición de video nos dejan un aprendizaje. Este fin de semana tuvimos la oportunidad de convivir con los empleados de un reconocido cultubar de la CDMX y a su vez platicar sobre varios temas con el cantinero del lugar.


Como seguramente a muchos de ustedes les ha pasado en una plática de copas, un tema nos llevó a otro y tras una infinidad de historias de desamor, nos hizo querer compartir este texto, principalmente dirigido a aquellos hombres que alguna vez después de una relación nos hemos preguntado, ¿qué fue lo que pasó? Sin hacer un análisis de nosotros mismos por miedo a descubrir que detrás de todo lo que nos cuestionamos, tenemos la respuesta frente a nosotros.


Quizás el siguiente texto ponga en contra a algunos colegas pero en ocasiones no está mal hacer una retrospectiva de las cosas y aclaro que solo va para aquellos que se sientan identificados y porque no, como parte de un aprendizaje para los demás…


Y es que no es que el AMOR se acabe o que las cosas vayan mal de un día para otro, es más bien que en mi opinión y experiencia propia, nos enfocamos muchas veces en el egocentrismo de nuestros “problemas”, al grado de volvernos tan RUTINARIOS, lo que se encarga de hacer que ellas se desilusionen, hombres que olvidamos cosas tan básicas como los detalles; un ¿almorzamos juntos?, vamos a cenar, escapémonos solos…


Hombres que olvidamos el dulce sabor de un beso sincero, que pecamos por no decir cada día lo hermoso que es tenerla a nuestro lado. Y es qué básicamente allí radica el problema de muchas relaciones, en reconocer la admiración física y sentimental de la pareja.


Hombres que olvidamos que el AMOR es un arte que día a día se cultiva, se conquista y se cosecha. Hombres que dejamos de dibujar sonrisas en su rostro por egoísmo puro.


Y es que una cosa debemos comprender, lo difícil de ser hombre no es ENAMORAR a muchas mujeres, más bien se trata de ENAMORAR día a día a la misma mujer, eso es aquello por lo que pudiéramos entonces auto llamarnos HOMBRES.

#amor #hombresymujeres #relacionespersonales

Lo más reciente