CAVITACIÓN

Ya pasaron las merecidas vacaciones y de repente vemos asomados unos kilitos de más en la cintura y pensamos inmediatamente en dietas y ejercicio, pero existe un complemento de lo anterior para poder lograr no sólo la meta de bajar kilos sino moldear nuestro cuerpo y vernos espectaculares , existe una técnica de aparatología muy de moda llamada cavitación o liposucción sin cirugía y justamente hoy te platicaré un poco sobre esta técnica.

La cavitación es una técnica que consiste en la generación de microburbujas de vacío en el interior de un líquido y que acto

seguida implosionará consiguiendo eliminar depósitos de grasa localizados en diferentes partes del cuerpo. Se realiza a través de un aparato que tiene un cabezal y que con ayuda de un gel especial va pasando por las zonas que se quieren reducir sin que esto produzca algún tipo de dolor sólo un poco de frío por la aplicación del gel. Una de las principales ventajas que nos propone esta técnica es la posibilidad de utilizarlo en zonas de difícil acceso dado su grado de almacenamiento, por lo que en estos casos no es posible eliminar esos depósitos con ejercicio físico o una dieta equilibrada. ¿Cuantas sesiones de Cavitación se necesitan? Una sesión típica tiene una duración máxima aproximada de 30 minutos (20 minutos de ultrasonido eficaz) dependiendo del paciente y del área tratada. El intervalo necesario entre cada sesión es de una semana aproximadamente. Por lo general se necesita un total de 8 a 10 sesiones de media hora para lograr los resultados deseados en función de la zona tratada y el paciente.

Las ventajas de la Cavitación Ultrasonido Estas son algunas de las ventajas de la cavitación ultrasónica: Tratamiento no invasivo. No requiere hospitalización ni anestesia. No hay cicatrices ni marcado de la piel. No duele. La eliminación de la grasa se hace a través de un proceso natural.




Contraindicaciones de la Cavitación A continuación te diré algunas de las contraindicaciones más comunes para usar la cavitación. No se debe iniciar nunca un tratamiento si se dan algunas de estas condiciones: Durante la menstruación (solo en caso de que quieras hacerla en el abdomen.) Infecciones de la piel y enfermedades. Fiebre aguda. Enfermedad de la tiroides y otros trastornos hormonales. Todas las enfermedades crónicas. Las enfermedades del corazón o marcapasos o alguna prótesis metálica. Las enfermedades autoinmunes, el VIH o el SIDA. Alergia a materiales aplicados (por ejemplo a la cerámica). Presión arterial alta, baja o problemas de circulación. Cualquier tipo de cáncer en cualquier momento de la vida. Asma. Trombosis venosa profunda, las venas varicosas, la tiroides… Epilepsia. Enfermedad hemorrágica, trauma o ruptura vascular. Estar embarazada o en periodo lactante. Enfermedades infecciosas. Inflamación de las venas, flebitis. Colesterol alto o desequilibrado. Enfermedad hepática o renal. Estar en tratamiento con antiinflamatorios, anticoagulantes, o antibióticos. Tener menos de 18 años. En definitiva, los beneficios de la cavitación son varios. Si se es constante se puede lograr no solo eliminar la grasa localizada, disminuir la piel de naranja e incluso la piel de colchón a la vez que consigue que tu piel permanezca con mejor aspecto. Si además de este tratamiento te realizan un drenaje linfático, ayudarás a eliminar los líquidos que se forman con la cavitación y que se eliminan generalmente mediante el sistema linfático gracias a la ingesta de mucha agua.

La cavitación te acerca a conseguir el cuerpo que deseas pero debes tener en cuenta que no se trata de un sistema de pérdida de peso. Debes hacer dieta y ejercicio para mantenerte en tu peso ideal y la cavitación te ayudará a eliminar la grasa que no se puede deshacer con estos métodos. Anímate a probar está técnica estoy segura que los resultados te encantarán, hay muchos centros especializados en ello, pero ojo, como todo, "lo barato sale caro" y en muchos lugares pueden ofrecerte el servicio a un costo muy económico y tentador pero muchas veces al final de las sesiones sin ningún resultado positivo, ya sea porque el aparato de cavitación no tiene la potencia necesaria, porque la persona que lo aplica no tiene conocimiento de la técnica adecuada para aplicar la cavitación, no hay un masaje de drenaje linfático posterior a la sesión de cavitación, no se toma el agua necesaria para expulsar la grasa, en fin, hay que tomar en cuenta todos estos factores si queremos lograr los resultados deseados. Como todo es cuestión de disciplina y constancia. Te invito a que pruebes está técnica estoy segura que te gustarán los resultados.

#cavitacion #vacaciones #liposuccion #ultrasonido #grasa #abdomen

Lo más reciente
Sigue mis historias
  • Majo en YouTube
  • Majo en Facebook
  • Majo en Instagram
  • Majo en Twitter